HAMLET de William Shakespeare

Ser o no ser: una duda que atraviesa el cuerpo, la mente y el espíritu del príncipe Hamlet que en la puesta de Martín Barreiro se desdobla en tres actores. Y los textos de Shakespeare resuenan de otro modo gracias a un montaje donde el correlato visual ahonda la poesía eterna, y donde el pequeño espacio escénico del teatro El Convento se vuelve infinito por acción de la música y ciertas ilusiones simples y certeras de genuina teatralidad.

Carlos Diviesti - Crítica completa en:

http://www.mutisxelforo.com.ar/numeros/mutis_11.pdf

Los integrantes de la Compañía Teatro Argentino de Cámara siguen con las buenas presentaciones. En este caso nos referimos a un clásico de todos los tiempos: Hamlet, del dramaturgo inglés William Shakespeare. Con adaptación y dirección general de Martín Barreiro, esta obra es una representación singular y llena de originalidad. Si bien se busca plasmar no sólo el sentido primordial de la obra (sin esto no sería Hamlet) a través del respeto al texto original, también se logra darle un toque diferente a las típicas adaptaciones mediante elementos propios. En definitiva, una historia trágica perdurable en el tiempo y en el espacio, que deja ver el interior de un mundo en el que la corrupción es moneda corriente, por lo que las barreras entre el pasado y el presente no significan nada. Una obra para ver y disfrutar.

Analía Lanzillotta - Crítica completa en:

http://www.abccultural.com.ar/nota.php?ID=490

 

La atmósfera del antiguo monasterio, ubicado en Reconquista 269 le da un clima propicio para una tragedia de Shakespeare, quizás la más nombrada, y menos conocida.
En esta versión hay tres Hamlet. Los tres Hamlets van como en una secuencia de danza completando el parlamento del otro, pero cada uno desde su propia individualidad, los actores tienen diferentes contexturas, físicos y voces, no se trata de aplanar la figura de Hamlet desdoblada, sino de explorar todos los matices, profundizándolos. La puesta con telones que van y vienen, sombras del pasado, y hasta un duelo de espadas es digna de verse. Una obra que todos deberíamos ver para admirar el genio de Shakespeare en su esplendor.

Silvia Urite - Crítica completa en:

http://silviauriteteatro.blogspot.com/search/label/CRITICA

 

Una original propuesta teatral de la conocida obra de William Shakespeare es presentada por el staff de la Compañía Teatro de Cámara Argentina. La puesta de Martín Barreiro acentúa rasgos disímiles de la personalidad multifacética de Hamlet. Es asombroso el trabajo corporal del trío que interpreta a Hamlet. Verdaderamente una complementariedad fenomenal que se ensancha en la interacción con los demás personajes. La obra es acompañada por músicos en vivo del conjunto Sri Lanka, sumergiendo el ambiente en una sonoridad que enriquece poderosamente a la puesta.

Luisina Castiglioni - Crítica completa en:

http://www.anred.org/article.php3?id_article=3105&recalcul=oui&submit=Actualizar+esta+p%E1gina

 

Quien ha leído Hamlet sabe que es una obra larga, trágica, y densa hasta el hartazgo. Es genial, sí, pero eso no quita que la representación de los largos monólogos del príncipe de Dinamarca susciten más de un bostezo. Cómo logra, entonces, la Compañía del Teatro Argentino de Cámara que el público retenga la respiración hasta el final de la obra? Muy simple: excelente dirección y excelentes actuaciones. Los tres Hamlets hacen un trabajo excepcional; funcionan realmente como un solo personaje indivisible. La simplicidad de los recursos, las actuaciones y naturalmente, el texto adaptado hacen de ésta una obra única en su estilo. La música merece un capítulo aparte: los cuatro miembros de la banda Sri Lanka inundan el escenario con su música en vivo, acompañando a los actores en la creación de atmósferas. A partir de eso se puede asegurar que pocas veces se ve en escena una obra tan completa y cuidada hasta el último detalle. Barreiro se vuelve a congraciar como director, y la compañía de El Convento, como una de las más reconocidas compañías de teatro del país.

Florencia Escudero - Crítica completa en:

http://www.revistalavoragine.com.ar/

 

Una experiencia gratificante este nuevo acercamiento a la tragedia de Shakespeare sobre el Príncipe de Dinamarca, más aún cuando el escenario es en un antiguo convento en el corazón del centro de BA. La puesta de Martín Barreiro tiene tres diferentes actores interpretando Hamlet. Y lo hacen simultáneamente, interactuando con los otros personajes, todos a la vez.La música en vivo, la coreografía de movimientos y el respeto al texto original, definen esta nueva producción de Hamlet, nos aproxima vívidamente la tragedia medieval.

Juan Carlos Fontana - Crítica completa en:

http://www.buenosairesherald.com/BreakingNews/View/14093